Monday, May 26, 2008

Scones de avena con pasas

Fue en los USA que por primera vez escuché hablar de los scones, aunque yo sinceramente en ese entonces los miraba con desprecio por creer que era un pan muy poquita cosa por no lucir majestuoso, aunque había mucha gente que los compraba. Fue hasta hoy que leyendo un libro estaba ahí escrita la receta de dos scones y este que me decidí a preparar decía que era como una galleta enorme de avena, por eso es que los preparé. Y es que yo no soy muy fan de las galletas, algunas si me gustan pero no son un área que me llame mucho la atención a menos que sean unas galletas que realmente me gusten y es que para estar comiendo pedacitos de galletas prefiero mejor un buen pan o pastel para saborearlo mejor.
  • 200 gramos de harina
  • 200 gramos de avena regular
  • 50 gramos de azúcar morena clara
  • 14 gramos de polvo para hornear
  • 7 gramos de sal
  • 113 gramos de mantequilla
  • 225 gramos de pasas
  • una taza de leche
  • azúcar con canela para espolvorear


En un procesador de comida(si no tienes procesador de comida en la licuadora)mueles unos segundos la avena hasta que queda un poco triturada, después añades en la batidora todos los ingredientes secos hasta mezclarse bien. Una vez hecho esto incorporas las pasas y la mantequilla aun fría hasta que se revuelve todo y queda una mezcla fina ya sin grumos de mantequilla para después incorporar la leche hasta que se forme la masa suave, si la leche no fue suficiente agregas poquita mas solo para que la masa se termine de formar.

Luego enharinas la superficie de la mesa donde vayas a trabajar la masa y la divides en 3 partes iguales del mismo peso. Cada una de esas partes las formas un circulo de 5 pulgadas de diámetro y ya formado lo partes en 4 partes iguales. Una vez que ya haz partido los 3 círculos tendrás 12 scones que colocaras sobre una charola para hornear y ya que estén en la charola con una brocha barnizas cada scone con leche y le espolvoreas una mezcla de azúcar con canela y los llevas al horno previamente calentado a 425 grados farenheit. Así los dejas dentro del horno por 15 minutos hasta que estan dorados por fuera pero no los dejes mas tiempo adentro porque entonces los scones se resecaran mucho.